Sintiendo estoy en el alma

Sintiendo estoy en el alma
en estos mismos momentos,
el no poder expresar
la pena que llevo dentro.

Gritar al mundo quisiera
mas no me asiste el derecho,
y ocultar debo una pena
que no me cabe en el pecho.

Antes de morir quisiera
quedara bien entendido,
que a nadie culpo de nada
de lo mucho que he sufrido.

Yo persigo con empeño
el culminar mi misión,
que toda la humanidad
pueda conocer a Dios.

En mi caminar errante
por el mundo peregrino,
de rosas y de claveles
voy sembrando mi camino.

Con las lágrimas del alma
las voy regando al pasar,
para que sirvan de guía
a toda la humanidad.

El lastre que el alma lleva
por este al mundo al pasar
le impide volar más alto
para ver la realidad.

A la tierra está sujeta
el alma por su pecado
y a vivir eternamente
el mundo está condenado.

A este mundo lo comparo
con un barco a la deriva,
en un inmenso océano
que a puerta jamás arriba.

Como un lamento postrero
quiero expresar bien mi pena:
quiero librar y no puedo
al mundo de su condena.

Rate this post

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.